Rambla de Brasil, 19 Barcelona
0
0,00
  • Carrito vacío

    No tiene ningún artículo en su carrito de compras

La moto utilitaria

La moto utilitaria

Estás harta/o de madrugar, de hacer mil transbordos en transporte público, de consumirte en atascos, de perder horas y horas cada día……..¡De hoy no pasa, me compro la moto!

Pero ¿qué moto de ciudad me compro?. Todo el mundo me aconseja: “Cómprate una como la mía, a mí me va de miedo”; “no se te ocurra comprarte la …. ¡Van fatal!”….

Comprar una moto siempre tiene un punto de pasión, pero en el caso de las utilitarias, lo que compramos es una “prolongación de nuestras piernas”, una herramienta que nos regala tiempo, tranquilidad. Como herramienta que va a ser, debemos elegir una que se adapte a nosotros y no al revés, pensando en los aspectos prácticos antes que en los estéticos o en los datos de potencia o velocidad.

Lo primero que debemos hacer es pensar dónde vamos a usar la moto: Si va a ser una moto de ciudad, cuanto más estrecha y más ligera, mejor. El mayor tamaño, que por carretera proporciona mayor confort, autonomía, etc. es casi siempre una limitación cuando nos movemos a ritmo urbano y suele suponer mayor peso, lo que repercute en la manejabilidad y en la facilidad para moverla en parado.

El caso contrario sería el uso por vías rápidas como carreteras, autopistas, rondas urbanas….. Entonces necesitas una moto más potente, con mejores frenos, con frontal más envolvente, que te protegerá del frío y de la lluvia; con depósito de mayor capacidad para no repostar cada dos días…..

Moto utilitariaSi estás en un caso intermedio, debes valorar cual es el porcentaje de tu tiempo que pasas en carretera y cual en ciudad y elegir según lo que más importancia tenga.

Por ejemplo: Si de lunes a jueves te mueves dentro de la ciudad pero cada viernes debes hacer 50 kilómetros de carretera, debes descartar las 125 ligeras que estarían en inferioridad de condiciones en ese recorrido.

Otro factor importante es la ergonomía. La moto de ciudad debe ser adecuada a nuestras características físicas. Debemos llegar con los dos pies al suelo (bajada del caballete). Si no llegamos, conviene modificar el espumado del asiento para reducir altura. Aquí conviene también comprobar si tenemos fuerza suficiente para subirla de nuevo, que algunas tienen truco…. en el tema de motos donde el pasajero es un elemento vulnerable, siempre que toque elegir será mejor perder comodidad y ganar seguridad, sobre todo si somos novatos.

Escribe tu comentario

diecinueve − 18 =

Login

Contraseña perdida?